Skip to main content

El término «duelo perinatal» se refiere al proceso de duelo que experimentan los padres y familiares cuando enfrentan la pérdida de un bebé antes, durante o poco después del nacimiento.

Esta pérdida puede ocurrir debido a complicaciones durante el embarazo, un parto prematuro, un aborto espontáneo, una muerte fetal, o el fallecimiento del recién nacido. El duelo perinatal es una experiencia profundamente dolorosa y única, ya que implica la pérdida de una vida que apenas había comenzado.

Las personas que atraviesan un duelo perinatal pueden experimentar una amplia gama de emociones, que incluyen tristeza, enojo, confusión, culpa y ansiedad. También puede variar en intensidad y duración, ya que cada persona lo vive de manera diferente. 

Dentro de esto, es posible experimentar etapas similares a las de otros tipos de duelo, como la pérdida de un ser querido o el quiebre de una relación. 

Estas etapas son:

  1. Negación: En esta etapa, la persona tiene dificultades para aceptar la realidad de la pérdida. Puede sentirse abrumada y en estado de shock.
  2. Ira: Una vez que la negación comienza a ceder, puede dar paso a la ira. La persona se siente enojada y busca culpables, ya sea personas, entidades divinas o incluso la misma persona que ha fallecido. Esta etapa es una reacción natural a la sensación de injusticia y pérdida.
  3. Negociación: En esta etapa, la persona puede intentar negociar con Dios o con el destino para revertir la pérdida. Puede hacer promesas o buscar maneras de cambiar la situación, aunque esto sea irreal. La negociación es una forma de lidiar con la sensación de impotencia.
  4. Depresión: La tristeza profunda y la apatía son comunes en esta etapa. La persona experimenta la magnitud de la pérdida y puede sentirse abrumada por la tristeza y la soledad. Pueden surgir sentimientos de vacío y desesperanza.
  5. Aceptación: En esta etapa, la persona comienza a aceptar la realidad de la pérdida. Esto no significa que la persona está «bien» o «curada», pero está empezando a encontrar un lugar para la pérdida en su vida. La aceptación implica un ajuste gradual a la nueva realidad.

Es importante señalar que el duelo no es una experiencia lineal. Es posible experimentar estas etapas en diverso orden e intensidad, ya que responde a la subjetividad de cada persona.

 

Algunos padres pueden encontrar útil participar en grupos de apoyo o terapia individual para procesar su dolor y encontrar formas de seguir adelante. Es importante reconocer que este tipo de pérdida puede tener un impacto duradero en la salud emocional de los padres y la familia, y es fundamental buscar apoyo emocional y terapéutico para sobrellevarlo.

Si te resuena esta información y no sabes como comenzar a pedir ayuda, contacta con nosotras y podremos guiarte y ayudarte en lo que necesites en conjunto  con nuestra Psicóloga especializada en duelo perinatal Constanza Meza 

Un abrazo!!

Escrito por Ps. Constanza Meza

Deja una respuesta

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?